Home Numerología

Numerología

pita

“El mundo está construido sobre el poder de los números” – Pitágoras.

La Numerología puede definirse como un sistema que, basado en tu nombre y fecha de nacimiento, te permite des-velar diferentes aspectos de tu Ser, de tu conducta, de tu personalidad, de tu yo, así como hacia cuál destino te diriges y que ciclos están programados en tu vida biológica, mediante la elaboración de la llamada Carta Numerológica, que contiene diferentes números que son representativos de cada uno de los diferentes aspectos de la vida. Es decir, no somos un solo número, y menos de una sola cifra.

Desde un enfoque iniciático, entendemos la Numerología como la vibración de los números contenidos en tu nombre y fecha de nacimiento que habla también de las programaciones que otros han puesto en ti. Una vez quedan a la luz estos programas, la misma Numerología te permite tener las herramientas para cambiar aquellos programas que no estén en coherencia con tu Resultado. La Numerología Iniciática te permite comprender los Desde Dóndes de tu yo, las fallas en ti y los Por Dóndes alcanzar tu Resultado. 

El número es la esencia de todo lo que existe. Grandes filósofos y matemáticos, como Pitágoras, en 530 a.C. desarrolló una forma metódica de entender la relación entre los planetas y su vibración numérica. Mediante este método, entendió que las palabras tienen un sonido que vibra en consonancia con la frecuencia de los números, como una representación de la armonía reinante en el cosmos y de las leyes universales.

cuadrado-magico-de-jupiter
Los números son mucho más que una forma de medir o cuantificar lo que existe. Pitágoras sabía que los números de una cifra, del 1 al 9, cada uno está asociado a características específicas que definen las experiencias de la vida y que aparte de su valor cuantitativo tienen un valor cualitativo.

Si te interesa el tema, te Comparto un artículo que he escrito tiempo atrás para Tu Propio Camino acerca del tema.

EL CÓDIGO NUMEROLÓGICO ENCRIPTADO EN TUS NOMBRES Y APELLIDOS

Por Juan Carlos Pons López

“Ni la muerte, ni la fatalidad, ni la ansiedad, pueden producir la insoportable desesperación que resulta de perder la propia identidad”.

Howard Phillips Lovecraft.

El Universo está regido por los números. Grandes sabios de la historia humana, como por ejemplo Pitágoras, ya conocía este hecho. Y como tú eres un fractal de este Universo, y como es afuera es adentro, los mismos principios matemáticos de la Creación del Cosmos rigen para ti y para cada Creación del Cosmos.

Los números representan, desde el punto de vista de la Numerología Iniciática, un código encriptado para reflejar la identidad de todo aquello que vive. Y tu identidad no es la excepción. Tus nombres y apellidos tampoco son la excepción. Las palabras, al ser pronunciadas, tienen una vibración de frecuencias sonoras que se corresponde con las frecuencias numéricas.

Cuando naces, la combinación de nombres y apellidos con la que te nombran tus padres representan un código encriptado de lo que ellos han formulado como proyecto de vida para ti. Luego te queda a ti como individuo cuestionarte si el proyecto que los padres colocaron en ti es el que tú deseas para ti. Y este es el comienzo del Camino Iniciático. Pero la base de este camino es el autoconocimiento de tu identidad codificada en tus nombres y apellidos por tus padres.

A cada ser humano no lo representa solamente un número, o dos, sino que lo rige toda una compleja estructura numérica conocida como la Carta Natal Numerológica, tal como ocurre en la Astrología, donde es harto evidente que la conducta de cada persona no puede ser modelada únicamente a partir de su signo solar.

Aunque recorrer en un artículo todo el conocimiento numerológico es una empresa muy vasta, podemos decir que el punto de partida para comprender la conducta humana comienza en los llamados dígito del nombre y dígito del apellido que recorreremos en este artículo.

Existen, naturalmente, algunas precisiones técnicas. Una de ellas, por ejemplo, es que para efectos del cálculo numerológico, debe tomarse la combinación de nombres y apellidos que la persona usa al presentarse, esto es cuando dice: “Yo soy …”. La repetición genera una fuerza magnética, es un mantra y de esta forma uno es quién dice que es. Lo que esté escrito en papeles legales no tiene valor, es letra muerta. Existen otras muchas precisiones relacionadas con el tema de la identidad, pero en función de hacer el artículo de más amena lectura me doy la licencia de saltarme estas precisiones.

Cada letra equivale a un número. Esta equivalencia es distinta en distintos sistemas de Numerología, en este caso presento la equivalencia en el sistema pitagórico.

1

2

3

4

5

6

7

8

9

A

B

C

D

E

F

G

H

I

J

K

L

M

N/Ñ

O

P

Q

R

S

T

U

V

W

X

Y

Z

El dígito del nombre se obtiene como la suma de los valores numéricos de las letras del nombre. Si la persona tiene dos nombres que son los que utiliza siempre, entonces deben sumarse las letras de ambos nombres.

Representa el Yo Soy, y su uso es para propósitos personales e íntimos, y su efecto se observa en los círculos privados donde te llaman solamente por tu nombre. Es referencial y apenas una pequeña pieza del puzzle de la Carta Natal Numerológica.

Naturalmente existen nombres muy comunes, y no queremos decir que todas las personas con el mismo nombre tienen el mismo Yo Soy íntimo, porque igual que en la Astrología, la Carta Natal Numerológica debe estudiarse como un todo integrado, y dependiendo de los otros factores este dígito puede ser o no importante o puede estar potenciado o bloqueado por otros dígitos.

El dígito del apellido también se obtiene sumando los valores numéricos de las letras del apellido, y en caso que la persona utilice ambos apellidos, deben sumarse ambos.

Representa este dígito la herencia genética, al padre y a la madre, la familia, el grupo familiar, el legado familiar, la energía que se unirá a tu nombre para darte una combinación de dos energías. Aislado no sirve sino para identificar a tu grupo familiar. Puede cooperar contigo ya que se utiliza con fines legales.

A modo de ejemplo, usaremos el nombre y apellido del famoso guitarrista del cuarteto de música rock “The Beatles”, George Harrison. Sus nombres y apellidos completos son George Harold Harrison French, pero para efectos numerológicos se debe tomar solamente en cuenta George Harrison, ya que los otros nombres y apellidos eran letra muerta, ya que no los usaba.

El nombre George tiene por dígito del nombre 7+5+6+9+7+5=39, y su dígito del apellido 8+1+9+9+9+1+6+5=48.

El sistema numerológico pitagórico más rico en significados no reduce los números de dos dígitos, produciendo de esta manera una mayor calidad interpretativa. Es decir, el 39 en este sistema no se reduce a 3+9=12, 1+2=3, sino que se considera como 39. Igual vale para el 48 y para cualquier otra cifra de dos o más dígitos. Quiere decir entonces que explicarte en este artículo todas las posibles combinaciones de dígitos de dos cifras, del 1 al 99, es una empresa bastante laboriosa.

Sin embargo, a partir de estos dígitos de nombres y apellidos, que apenas es una pequeña parte del estudio numerológico completo, puedo compartir contigo ciertos detalles que revelan estos dígitos acerca de la conducta del guitarrista George Harrison esta parte de su Carta Natal Numerológica.

Su nombre 39 revela una identidad íntima humanitaria, compasiva, idealista, altruista y con un espíritu de servicio universal. Intuitivo, tímido, emocional, sensible, adaptable y tolerante, creativo, artístico y siempre yendo contracorriente. Talentoso, persuasivo, lúdico.

Su apellido 48 revela venir de una familia donde el tema económico era importante: de hecho, su familia vivía con ciertas dificultades económicas, pero ambiciosa y trabajadora, con gran necesidad de poder. De hecho, es difícil conseguir datos sobre su infancia y sobre sus padres, sin  embargo cuando investigué sobre sus primeros años, encontré que en su juventud, George era electricista, y su padre esperaba conformar con él y sus hermanos un negocio propio. Sin embargo, cuando George muestra talento para la guitarra y la música, su familia le regala una guitarra de 30 libras, cifra que para aquel entonces era una bonita suma de dinero, es decir, su familia le permitía empoderarse de su destino.