Home Astrología

Astrología

La Astrología es un instrumento muy preciso de auto conocimiento, porque a través de la carta natal se puede desvelar la esencia de la persona, su forma de actuar, su forma de comunicarse, la forma de expresar sus sentimientos, la forma como se auto afirma, como ama, como asume responsabilidades, que posición asume frente a los cambios, como entiende la espiritualidad y en resumen, como fluyen sus energías en cada área de la vida.

 

academia-jupiter

Igualmente, la Astrología te permite desvelar los ciclos de tu vida biológica que han sido programados en ti y sintonizar con los ritmos cósmicos.

La Astrología, ejercida desde un enfoque iniciático, te permite des-velar la programación que el otro en ti ha colocado, permitiéndote utilizar las mismas herramientas de esa programación para salir de la misma, permitiéndote apropiarte de los mitos que son coherentes con tu Resultado, así como sacar provecho de los ciclos cósmicos para la obtención de tu Resultado.

Etimológicamente hablando, la palabra Astrología significa “estudio de los astros”. Podemos definir la Astrología como un sistema de interpretación de símbolos cósmicos que representan Arquetipos del Inconsciente Colectivo y que nos permite, mediante el uso de las Leyes Herméticas, describir la dinámica existente entre el Cosmos y el Hombre.

Todas las grandes culturas iniciáticas de la historia humana la han estudiado, desde los lemurianos, los caldeos, los mesopotámicos, los egipcios, los romanos, los árabes, los hindúes y los chinos entre otras. En la Edad Media, algunos Papas de la Iglesia Católica eran reconocidos estudiosos de la Astrología. Pero, durante el Renacimiento, los racionalistas de la época contribuyeron en gran medida, sin proponérselo, a desechar y desacreditar a la Astrología. Es la época de los grandes descubrimientos en Astronomía y Cálculo. Genios como Isaac Newton, Nicolás Copérnico, Johannes Kepler y Galileo Galilei tuvieron todos algún grado de contacto con la Astrología.

imagen7imagen3imagen4imagen6

La Astrología está fundamentada en dos pilares: uno, el científico, donde se utiliza principalmente la Astronomía y las Matemáticas, y el segundo pilar es filosófico y psicológico. La Astrología trabaja en diferentes niveles de conciencia, pudiendo hacer desde las interpretaciones más mundanas y concretas hasta las más sublimes y espirituales. Algunos de estos niveles de interpretación son medibles y comprobables, pero otros se escapan a la comprensión de la mente, muy limitada por los escasos sentidos físicos que ésta dispone.